domingo 21 septiembre 2014 14:07

Asociación Nacional de Empleados Públicos y Privados

"Democracia de la calle" como mecanismo legítimo de acción cívica

Comunicado urgente de la ANEP<br> Dirigido al Colectivo Laboral del SINART, S. A.

LA ANEP NO HA VIOLENTADO EL ORDENAMIENTO JURIDICO DEL SINART, S. A.

EL LIC. BELISARIO SOLANO SOLANO
DEBE ASUMIR SU RESPONSABILIDAD POLÍTICA.

LA ACTUACIÓN DE LA ANEP Y SU SECCIONAL ANEP-SINART,
HA SIDO TOTALMENTE TRANSPARENTE
Y APEGADA A NUESTRO ESTADO DE DERECHO

RECHAZAMOS EL VULGAR ARGUMENTO PATRONAL DELCIERRE TÉCNICO”

La Asociación Nacional de Empleados Públicos y Privados (ANEP), es una institución laboral de carácter nacional, de reconocido prestigio y credibilidad; cualidades que la ciudadanía nos reconoce, precisamente por un accionar transparente en defensa de la institucionalidad que rige nuestro Estado Social de Derecho.

La ANEP se logró percatar hasta hace pocos días que la persona que ha venido representando al Ministerio de Cultura, Juventud y Deportes (ANEP), en el Consejo Ejecutivo del SINART, S. A., ha estado ocupando tal cargo en contraposición a lo estipulado en el Artículo 7 de la Ley Orgánica del Sistema Nacional de Radio y Televisión Cultural (SINART); y en tal sentido, luego del documento probatorio emitido por la Dirección de Recursos Humanos del citado ministerio, la ANEP hizo la denuncia correspondiente en el espacio correspondiente: en la sesión del Consejo Ejecutivo del SINART, S. A, que se celebró el día de ayer, jueves 3 de marzo de 2005.

La ANEP no administra el SINART, S. A.. La ANEP no puede hacerse cómplice de situaciones de ilegalidad, de las cuales tenían que tener claridad las instancias institucionales correspondientes, como la propia auditoría institucional.

Rechazamos en consecuencia, tajantemente, la perversa y malévola afirmación del Lic. Belisario Solano Solano, Presidente del Consejo Ejecutivo del SINART, S. A., reproducida por varios jerarcas institucionales, de que la institución sufrirá un “cierre técnico”, producto de la situación de ilegalidad apuntada.

Rechazamos, con la misma vehemencia, que la denuncia de la ANEP, formulada en el espacio correspondiente, sobre la ilegalidad de la representación del MCJD en el Consejo Ejecutivo; haya sido formulada con ánimo de chantaje, en relación al no menos ilegal despido del trabajador Fernando Revillat Alvarez.

Todo lo contrario, a propósito del despido del citado servidor, logramos demostrar que todo el personal del SINART, S. A., puede sufrir, en cualquier momento, un despido de carácter ilegal parecido al que sufre el compañero Revillat Alvarez; toda vez que pudimos demostrar que no hay respeto por el debido proceso y que hay un reglamento laboral totalmente al margen de lo que establece el Ministerio de Trabajo y Seguridad Social (MTSS).

Es totalmente insano, injusto y calumnioso (incluso, susceptible de demanda penal), sostener que la defensa del derecho constitucional al trabajo en el caso del servidor Revillat Alvarez, obedezca a razones subjetivas, personales y/o afectivas.

El caso en comentario nos permitirá resolver a futuro que, ante un despido injusto, hay procedimientos que SINART, S. A. debe observar. Este caso sentará un precedente de trascendental importancia, pues es el primer caso de despido bajo la nueva normativa jurídica de SINART, S. A.

Quienes hoy agraden verbalmente, lanzan improperios e insultan a nuestra representación sindical institucional, la Seccional ANEP-SINART, S. A. están equivocados y actúan injustamente. Se equivocan cuando le demandan cuentas a la ANEP por una situación de irresponsabilidad política que no nos compete como organización.

La culpa es de autoridades como el Lic. Belisario Solano Solano que, siendo el un profesional en Derecho, debió entender que había una ilegalidad jurídica en el propio Consejo Ejecutivo que él preside.

No venga ahora, señor Solano Solano, a endosarnos una responsabilidad que es suya, directamente. No envenene a la población laboral de la institución, por culpa de una situación que es de su entero resorte político y de las instancias patronales que debieron sonar la señal de alarma, cuando se originó.

La ANEP está solicitando, directamente, la intervención de la Casa Presidencial al respecto. Hemos pedido al despacho de la señora Primera Vicepresidenta de la República y Ministra de la Presidencia, Licda. Lineth Saborío Chaverri, que asuma esta situación, dentro del conjunto de la agenda de trabajo que el Gobierno de la República ha abierto con la ANEP, para el abordaje preventivo de situaciones de conflicto en diversos sectores de la Administración Pública.

La ANEP no descarta, incluso, pedir la intervención directa del propio Presidente de la República, el Dr. Abel Pacheco de la Espriella, con quien mantenemos comunicación directa, incluso a nivel telefónico.

En esta situación critica, la ANEP renueva su confianza en el personal profesional del SINART, S. A.; en la institución misma. Nadie puede negarle a la ANEP su papel en la gestación legislativa del nuevo marco jurídico que hoy rige a la institución.

El papel político jugado por la ANEP al respecto, fue tan vital al punto de que la Asamblea Legislativa aprobó, unánimemente, la ley que creó al SINART, S. A. La ANEP no es enemiga del SINART S. A. y le restamos autoridad moral a todo aquel que quiera manipular a los trabajadores con argumentos efectistas, calumniosos e insidiosos.

Los enemigos del SINART S. A. son otros: es la ilegalidad, es el autoritarismo, es la politiquería, es la manipulación, es la actitud servil e incondicional. Nosotros actuamos dentro de la ley y eso lo defenderemos en cualquier terreno.

La misma fuerza que hemos puesto en la defensa del derecho constitucional al trabajo del servidor Revillat Alvarez, la pondremos en cualesquiera otra situación análoga que afecte a un trabajador o a una trabajadora víctima de procedimientos administrativos claramente ilegales.

San José, viernes 4 de enero de 2005.

Respetuosamente,

Albino Vargas Barrantes
Secretario General

Última modificación: 4 de enero de 2005 a las 18:11
Hay 0 comentarios
captcha
Quiero ser notificado por email cuando haya nuevos comentarios.