El Debate

La mayoría de diputados y diputadas, no manejan el tema investigativo; además, me dejaron la impresión, de que lo importante no era esclarecer la posible comisión de algún delito, sino recuperar el poder perdid

mainor-opinion_big.jpg

En mi opinión, la noche del 04 de setiembre del año en curso, se realizó el primer debate televisivo, de cara a las próximas elecciones. El análisis surge de las exposiciones vertidas por los distintos diputados, y es que, a excepción de las Diputadas Patricia Mora y Mauren Clarke, los demás olvidaron que se trataba de una investigación, sobre presunto tráfico de influencias, que habrían aparentemente favorecido a un empresario y sus negocios.

El círculo de amigos y el ingreso de los mismos a casa presidencial, fue lo más destacado de los cuestionamientos hechos al Presidente Solís; lo demás fue, politiquería barata. Inclusive don Otton Solís, posiblemente sabiendo que el escenario sería aprovechado por algunos, para jalar agua a sus molinos políticos, fue bastante moderado en sus intervenciones; inclusive inició dando felicitaciones al Presidente Solís. No obstante, le recalcó la facilidad con que el BCR otorgó el crédito al señor JCB.

Pudimos ver con claridad, que la mayoría de diputados y diputadas, no manejan el tema investigativo; además, me dejaron la impresión, de que lo importante no era esclarecer la posible comisión de algún delito, sino recuperar el poder perdido y la “credibilidad de un pueblo dolido y escéptico”. ¿Cuántos millones nos cuesta a los costarricenses una “investigación” como la que vimos la noche del 04 de setiembre? Así como cuando se cuantifica la atención de una falsa alarma, debería hacerse en estos casos.

El Diputado Ronny Monge manifestó: “lo que me queda claro, es que usted tiene tres amigos” en alusión a Mariano Figueres, Víctor Morales y Melvin Jiménez. ¡Gran descubrimiento! Desde antes de ser electo presidente don Luis Guillermo Solís, era conocido su grupo de pares, al punto de ser Melvin Jiménez, su jefe de campaña, y posteriormente, Ministro de la Presidencia.

No obstante, ciertamente, me parece que la única vez que el Presidente se mostró dubitativo a la hora de responder, fue precisamente cuando le consultaron por la antigüedad de su amistad con Morales, Figueres y Jiménez. “Diez años, quince años, entre diez o quince y después, más de veinticinco años” En efecto, deben ser más de veinticinco años.

Antes los constantes discursos peyorativos, que hacían ver una postura serena y hasta relajada en el rostro del entrevistado, la parte más destacada del “debate”, se dio al momento en que la Diputada Clarke le recalcó su “Culpa in eligendo” y su “Culpa in vigilando”.

Ante tal situación, el Presidente Solís, aplicó aquella frase que reza: “mejor aquí corrió, que aquí murió”.

“Con el ánimo de que siempre prevalezca la verdad, y que esta no sea opacada por cargos que puedan poner en tela de juicio, una gestión signada por históricas conquistas, conviene a la nación que le pida al diputado Morales Zapata (su amigo), no sólo renunciar a su inmunidad parlamentaria, como ya lo ha hecho; sino también devolver al soberano (el pueblo), la representación parlamentaria, que le fue concedida en 2014. Ello para que pueda enfrentar, sin ambages, ni ataduras, ni lesionándose el derecho fundamental al debido proceso, las acusaciones que le han sido endilgadas”.

Lo visto en torno al caso del cemento chino, debe motivar una profunda reflexión. Notas de prensa y las redes sociales, nos muestran como la persona que da origen al debate (empresario del cemento), frecuenta actividades con varios líderes de diversos partidos políticos. No podemos permitirnos olvidar, eventos recientes de similares magnitudes. La ruta 1856 (la trocha), los “papeles de panamá”, los $28, 5 millones pagados por una concesión fallida (OAS), dan cuenta de que la corrupción y la negligencia carcomen a nuestro país.

En torno al “Cementazo” y la investigación legislativa, esperamos que la misma nos permita en adelante, una actitud más patriótica y menos política, esperamos que nos muestren los señores diputados, que los tiempos pagados para las sesiones e interrogatorios, valen la pena y finalicen con el esclarecimiento definitivo del asunto, que se permita conocer la verdad real de los hechos, y si no hay delito que perseguir, nos lo digan con claridad y sin dejar ninguna duda, en caso contrario; si se determinan responsabilidades, se proceda con las acusaciones pertinentes en la instancia judicial correspondiente.

Por lo pronto, me queda la impresión, de haber visto el primer debate presidencial de cara a las elecciones del 2018.

Mainor Anchía Angulo
p=. Dirigente Nacional de ANEP.
p=. mainoranchia@anep.or.cr

Última modificación: 25 de septiembre de 2017 a las 15:41

Hay 0 comentarios

captcha

description

alt_text

Poliza Vida

alt_text

alt_text
alt_text

neuvoo-logo

Tu búsqueda de empleo comienza aquí.